Celebrando el 2º trasplante ABO incompatible en el Hospital La Paz

Federico Gutiérrez Larraya

El trasplante cardiaco es la única solución posible para una serie de niños con enfermedades del corazón, tanto  congénitas como adquiridas, para las cuales no hay posibilidad de tratamiento. Su  esperanza de vida a corto plazo si no se realiza un trasplante es muy limitada. 

La donación de órganos, incluso en nuestro país que goza de la mayor  tasa mundial  de donación en otros grupos de edad, es muy limitada en la infancia sobre todo en el caso de lactantes y recién nacidos. El tiempo en lista de espera es prolongado y la gravedad de las enfermedades provoca una alta mortalidad en lista de espera.

Una de las posibilidades de mejora para limitar la carencia de donantes es el desarrollo de los trasplantes con incompatibilidad de grupo sanguíneo. Los trasplantes cardiacos se realizan en general entre pacientes del mismo grupo sanguíneo  o de grupos sanguíneos compatibles siguiendo las mismas reglas que se siguen para las transfusiones sanguíneas. En los primeros meses de vida, sin embargo, en general antes de los 15 meses, los niños no suelen haber desarrollado anticuerpos frente a otros grupos sanguíneos y no desarrollarían reacciones adversas y podrían aceptar un órgano de donantes de otros grupos sanguíneos. Estos trasplantes se conocen como trasplantes con incompatibilidad de grupo sanguíneo (ABOi) y aunque son minoritarios, se realizan  con seguridad  desde hace dos décadas especialmente en Canadá y en Inglaterra donde se ha constatado una reducción del tiempo en lista de espera y de la mortalidad en lista de espera. La supervivencia de los pacientes trasplantados con incompatibilidad de grupo es similar a la del resto de pacientes trasplantados con órganos de donantes compatibles.

Para el desarrollo de estos programas es necesario seguir unas  pautas específicas en cuanto a las transfusiones de componentes sanguíneos y adoptar protocolos de trasplante que presentan algunas particularidades específicas. Antes de que se establecieran estos programas se rechazaban donantes apropiados para los niños pequeños habiendo pacientes graves de otros grupos sanguíneos en lista de espera de trasplante.

Nuestro hospital, así como otros grupos españoles de trasplante cardiaco infantil,  ha desarrollado un protocolo específico para realizar trasplantes con incompatibilidad de grupo y hemos llegado este año 2018 a un consenso nacional para tomar las medidas adecuadas para evitar la pérdida de donantes en este grupo  de edad.  Estas medidas ayudarán a disminuir la mortalidad en lista de espera y  a mejorar la supervivencia de los niños con insuficiencia cardiaca grave que se incluyen en la lista nacional de trasplante cardiaco.

IMG_2786.JPG

Cardiología Pediátrica y Cirugía Cardiaca Infantil participan en una jornada dedicada a 3D en Medicina

Federico Gutiérrez Larraya

No hay duda de que la tridimensionalidad está de moda. La medicina no es ajena y continuamente aparecen noticias en los distintos medios. Por ello merece un análisis sosegado y que contemple muchos puntos de vista, mas de los que uno en una primera impresión pueda imaginarse. 

El Hospital Universitario La Paz es un gran hospital asistencial, el de mayor trayectoria de la sanidad española, pero además es un motor de investigación, docencia e innovación, pero siempre alejado de generar impresiones simples y no suficientemente debatidas en el ámbito científico.

Para ello tiene una activa Plataforma de Innovación, muy solapada con el Instituto de Investigación, que desde hace años celebra una Jornada de puertas abiertas y que, en este año, el 12 de junio, ha estado monográficamente dedicada a la tridimensionalidad, pero desde varias perspectivas y no solo desde lo que popularmente se llama “impresión” 3D. 

En tres mesas se presentaron, primero, las experiencias de los servicios con este tema, destacando en particular Cirugía Maxilofacial, en el que de forma habitual se utiliza la ayuda de elementos impresos en sus cirugías, de Radiofísica que se vale de fantomas expuestos a radiación para deducir algoritmos que luego reducen las dosis que los equipos administran a los pacientes, RadiologíaVascular Intervencionista, Cardiología, Cirugía. Una segunda mesa dio oportunidad a la industria para exponer sus avances y una tercera analizó los aspectos económicos, éticos, legales, de propiedad de estos avances, mucho más complejo de lo que a primera vista pudiera parecer.

Para ello se contó con profesionales del hospital, no solo médicos, con líderes de la industria y con personalidades clave del mundo del derecho, de la administración, de la universidad, de la gestión... que discutieron amenamente todos los enfoques. Paralelamente se expusieron elementos impresos (vasos, huesos, corazones...) que el público pudo ver y tocar.

2018-06-21-PHOTO-00000105.jpg

Estableciendo puentes...

Raúl Sánchez

El “Corazón” es la principal bomba del cuerpo, es el encargado de enviar nutrientes y recoger tóxicos de todo el cuerpo. Su funcionamiento es delicado y sutil, como toda la fisiología humana, y sin duda su relación con el resto de órganos es clave. Desde hace 2-3 décadas la superespecialización de la Pediatría es imparable.  Creemos que es importante el crecimiento de las especialidades  en medicina para seguir mejorando y poder aportar más a nuestros pacientes. Pero las tendencias, siempre son de ida y vuelta, y tras un periodo de consolidación y crecimiento de las especialidades pediátricas, no nos podemos olvidar de establecer puentes con otras superespecialidades, porque el paciente no es sólo un corazón, o un cerebro o dos pulmones, es un “todo” que siente, sueña y quiere vivir mejor cada día. Por eso desde hace dos años, estamos empeñados y creemos que hay que restablecer conexiones con otras especialidades íntimamente vinculadas al corazón. Hace dos años fue el cerebro (Curso Corazón y Cerebro), con todo lo que significa la importancia del sistema nervioso en nuestra calidad de vida, y hace un año fue el pulmón (Curso Corazón y Pulmón), órgano hermano del corazón y probablemente el más relacionado. El próximo año, abriremos un puente entre la Oncología Pediátrica y la Cardiología, donde invitaremos a los mejores especialistas de ambas especialidades a nivel nacional para dialogar, debatir y exponer como influyen y se relaciona la función cardiaca en las fisiopatología y el tratamiento de las enfermedades oncológicas.  Serán dos días, los días 24-25 de Enero, del 2019, en el Hospital La Paz de Madrid. Más información próximamente. Os esperamos.  Aquí nuestra reflexión semanal.

LOGO 2019.jpg